6 Pasos para la prevención de enfermedades y una vida sana

Puede ser un desafío mantenerse al día con las recomendaciones sobre cómo prevenir enfermedades y mantenerse saludable. Las pautas sobre qué comer o no comer, cómo (y con qué frecuencia) hacer ejercicio, cuánto dormir y otras medidas de estilo de vida cambian todo el tiempo. Además, las organizaciones médicas y otras fuentes a veces ofrecen consejos contradictorios.

Dicho esto, los fundamentos de la prevención de enfermedades en realidad no son complicados. Una buena fuente es el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos, que basa sus recomendaciones para la conservación de la salud en la evaluación de la literatura científica en la que se basa la atención médica, los exámenes de salud y las pautas de vida saludable.

Exámenes médicos

Los exámenes de salud para las mujeres y los hombres son pruebas que se utilizan para descubrir la enfermedad en una etapa temprana, antes de que aparezcan los síntomas. La detección temprana de enfermedades como el cáncer puede marcar una diferencia significativa en el tratamiento e incluso en la esperanza de vida. Es probable que su médico le aconseje las pruebas a las que debe someterse.

No Fumar

Fumar acorta tanto la duración como la calidad de la vida de una persona. Es responsable de muchas enfermedades y es la principal causa prevenible de muerte. Si usted fuma, dejar de fumar es su prioridad de salud número uno. Se recomienda que los proveedores de atención médica aconsejen a los pacientes que dejen de fumar, y para las que no están embarazadas, que sugieran medicamentos para dejar de fumar aprobados.

Ser activo

La Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud ofrece recomendaciones de ejercicio para todos los grupos de edad, desde niños hasta personas mayores. La actividad física regular es clave para mantenerse sano, ya que reduce el riesgo de enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades cardíacas, diabetes, derrames cerebrales y algunos tipos de cáncer. Incorpore el ejercicio en su programa diario/semanal, lo que le permitirá realizar tanto ejercicios de resistencia como de entrenamiento cardiovascular, para tener una vida más larga y activa.

Los adultos deben realizar al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física de intensidad vigorosa (o una combinación de ambas) cada semana. También deben realizar actividades de fortalecimiento al menos dos veces por semana.

Coma saludablemente

Construir hábitos alimenticios saludables puede proteger su salud, prevenir enfermedades y minimizar la severidad de las condiciones que ya tiene. Una dieta saludable tiene estas características:

  • Mayor consumo de verduras y frutas, granos enteros, lácteos sin grasa o bajos en grasa, mariscos, legumbres y frutos secos+
  • Menor consumo de carnes (incluidas las carnes procesadas y las aves de corral procesadas), alimentos azucarados (en particular bebidas) y granos refinados
  • Comer frutas y verduras también puede aumentar su esperanza de vida. Una revisión de estudios realizada en 2017 encontró una reducción promedio del 5% del riesgo de mortalidad por todas las causas con cada porción de frutas o verduras, hasta cinco porciones por día.8 Hable con su proveedor de atención médica acerca de los consejos o programas que pueden ayudar a asegurar que esté obteniendo los nutrientes que necesita para una buena salud.

Baje de peso si necesita

Si usted tiene sobrepeso o es obeso, quitar el exceso de libras es otra manera de prevenir enfermedades o manejar las condiciones que ya tiene (como la diabetes, la artritis o la presión arterial alta). Incluso una modesta pérdida de peso de entre el 5% y el 10% puede ser beneficiosa. Si usted cambia los alimentos procesados por productos frescos y se salta los refrescos y otros alimentos azucarados, puede ahorrar cientos de calorías al día y a la vez hacer más espacio en su plato para más fibra, vitaminas y minerales.

Tome sus medicamentos

Si bien una dieta saludable y la actividad física son las primeras líneas de prevención y control de las enfermedades cardíacas, su médico también puede recomendar medicamentos preventivos. Se podría recomendar una estatina si tiene colesterol alto, diabetes, si tiene más de 40 años o si tiene otros factores de riesgo10 . Tomar una aspirina diaria de baja dosis fue alguna vez la norma para los hombres mayores de 45 años, pero las investigaciones han estado cambiando ese punto de vista. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que podría ser mejor para reducir sus riesgos de salud.

Share: