Su plan de marketing debería tener, sin duda, un componente integral de branding en las redes sociales. Generar conciencia de marca y hacer llegar su mensaje a su público objetivo depende cada vez más de su capacidad para integrar una estrategia de medios sociales. Y no cualquier estrategia de medios sociales o social media branding, sino una que sea cohesiva y coherente. Es decir, independientemente de la plataforma de las redes sociales, la voz y los mensajes de su marca deben estar en consonancia con una estrategia de marca general.

¿Y cómo es esta estrategia de marca en las redes sociales? En realidad, empieza por definir su marca, todos los elementos de su marca: su voz, su identidad visual, su mensaje y su propuesta de valor. En conjunto, todos estos elementos representan la esencia de tu marca personal.

Branding en las redes sociales

Esta esencia de marca es, a su vez, la forma en que los usuarios te identificarán y, por consiguiente, te reconocerán. Es lo que les llevará a confiar en ti. Y esta confianza es lo que, en última instancia, te ayudará a ampliar el alcance de tu marca y, con suerte, a ser rentable.

En este artículo, analizamos lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para crear una estrategia de marca en las redes sociales y para utilizarlas de forma óptima.

Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer

Incluso si eres relativamente nuevo en el juego de la marca, puedes lanzar una campaña de marca en redes sociales bastante intensiva que te ayudará a aumentar tus seguidores y a hacer crecer tu marca.

La clave de cualquier tipo de construcción de marca es la coherencia. Tanto si te diriges a Facebook como a TikTok, debes asegurarte de que mantienes el rumbo en lo que respecta a lo que intentas transmitir a través de tu marca. Y siempre juega con tus puntos fuertes; es decir, puedes crear una fuerte identidad de marca siempre que destaques lo que es único en ti. ¿Qué es lo que le hace destacar entre los demás? ¿Por qué debería importarle a los usuarios?

La elección de las plataformas de redes sociales es clave

En lugar de volverse loco y lanzar su campaña de marca en todas las plataformas que se le ocurran, sea más estratégico en su enfoque. Habrá ciertas plataformas que simplemente no tienen sentido para su publicidad específica en las redes sociales. Así que, ¿por qué perder un tiempo y una energía valiosos intentando estar al día con ellas?

En su lugar, tómese el tiempo para ver hacia qué redes sociales gravita su audiencia. Si, por ejemplo, su marca se centra en asuntos empresariales, probablemente LinkedIn sea una plataforma de medios sociales relevante para su estrategia de marca. Por otro lado, algo como Pinterest puede no serlo.

Entender su público objetivo

Al elegir las redes en las que te vas a centrar, tienes que calcular dónde es probable que esté ese público objetivo. ¿Cómo se hace esto? Puedes empezar por crear un comprador/usuario ideal. Sea lo más específico posible. Defina quiénes son, qué intereses pueden tener, qué tipo de trabajo es probable que tenga esa persona. Esto, a su vez, le permitirá tener un mejor control de dónde son exactamente más aptos para pasar el rato en línea.

La coherencia de la identidad de marca lo es todo

Como ya se ha mencionado, se trata de mantener la coherencia en su estrategia de marca en las redes sociales. Desde el punto de vista de la identidad visual, es conveniente utilizar la misma paleta de colores en las distintas plataformas de redes sociales.

Asegúrate de que tu logotipo se entremezcla en todas tus campañas. Repite los patrones y temas clave. En cuanto a la mensajería, independientemente del tipo de contenido que publiques, asegúrate de que el mensaje y las palabras estén siempre en sintonía con tu marca.

Mensaje de marca y audiencia

Una vez más, el público objetivo va a ser un componente central cuando se trata del mensaje de la marca que creas. Los especialistas en marketing de las redes sociales serán los primeros en decirte que la gente conecta con las marcas de la misma manera que lo hace con otras personas. Eso significa que los usuarios deciden primero si les “gusta” o no y luego proceden a relacionarse con usted. Por lo tanto, tus mensajes tienen que establecer esa conexión a nivel emocional. La única manera eficaz de hacerlo es aprender todo lo que puedas sobre ese usuario ideal y construir tu mensaje en torno a él.