Independientemente del lugar donde vaya a instalar su cable de fibra óptica, hay algunas pautas universales de instalación que debe tener en cuenta. A continuación se enumeran algunos de los mejores consejos sobre el procedimiento de instalación de fibra óptica:

  1. Planifique bien su ruta: Planifique todas las rutas del cable antes de empezar a colocarlo y sea lo más detallado posible. Asegúrese de que el cable no quede expuesto innecesariamente a peligros. Si es necesario que el cable esté expuesto a peligros, instale una protección adicional en las zonas de alto riesgo. En total, los recorridos de los conductos no deben superar los 30 metros y no deben tener más de dos curvas de 90 grados.
  2. Sujete el cable: Los cables deben estar protegidos para que no cuelguen libremente o se presionen contra bordes afilados. Instale un conducto de soporte cuando sea necesario, especialmente en los casos en que el cable pueda estar expuesto a tensiones o sometido a giros más cerrados.
  3. Evite el exceso de curvatura: Cada cable tendrá unos valores de radio de curvatura mínimo; normalmente el radio mínimo es igual o superior a 10 veces el diámetro del cable. No sobrepase estos valores ni retuerza el cable.
  4. Evite los bordes afilados de los conductos: Si tira del cable en un conducto, asegúrese de que las transiciones interiores del conducto sean suaves. Las transiciones con bordes afilados pueden dañar el cable. Cuando sea posible, utilice un conducto flexible para reducir el riesgo para el cable.
  5. Evite el sobreesfuerzo: Cada cable tiene unos valores máximos de carga de tracción: no los sobrepase. Si alguna vez tiene dudas sobre los valores recomendados o le preocupa que pueda superarlos, póngase en contacto con el fabricante.
  6. Evite el aplastamiento o el impacto: No instale ni almacene el cable de forma que soporte una presión de aplastamiento o impactos repentinos. Cuando instale el cable, protéjalo de la fuerza exterior instalándolo en un conducto de alta calidad. El Código Eléctrico Nacional establece que los conductos deben ser de tubo metálico o de plástico rígido de cloruro de polivinilo, ya que ambos pueden ayudar a evitar daños por aplastamiento o impacto.
  7. Cuando almacene los cables, no utilice bridas para atarlos, ya que éstas pueden ejercer una tensión brusca en los cables; en su lugar, utilice bridas de gancho y bucle blando.
  8. Controle la elevación vertical: Todos los cables de fibra óptica indican si pueden utilizarse en aplicaciones verticales. Si lo son, proporcionan un valor de elevación vertical máxima calculado. Esto indica al usuario cuánto se puede tirar del cable verticalmente antes de necesitar apoyo. No sobrepase el valor máximo de elevación vertical, de lo contrario, puede dañar el cable.
  9. Controle la carga durante los tirones: Controle la carga de tracción durante los tirones y evite tirar de tramos largos en una sola dirección. Además, si se tira del cable verticalmente, comience por la parte superior y tire del cable hacia abajo para evitar aplicar una carga excesiva al cable.
    Comprueba la normativa: No hace falta decirlo, pero compruebe la normativa local y nacional y los códigos de incendios para asegurarse de que su instalación cumple las normas. Si es necesario realizar obras, asegúrate de contar con el permiso correspondiente.
  10. Revise los procedimientos de seguridad: Todos los proyectos de construcción conllevan problemas de seguridad, pero trabajar con fibra óptica supone un riesgo de exposición a productos químicos y chispas. Asegúrese de revisar las directrices de seguridad antes de comenzar un proyecto y de llevar el equipo de seguridad adecuado.
    Además de estos consejos, es importante revisar periódicamente cualquier trabajo realizado para asegurarse de que cumple las normas. Lo ideal es que lo haga un profesional con experiencia en el tendido de cables de fibra óptica.