Hay una gran cantidad de aplicaciones y formas de regramar historias en tu cuenta. También puedes hacer y publicar capturas de pantalla, o instalar aplicaciones de pago y gratuitas de terceros para hacer lo mismo.

¿Qué es Regram?

Reprogramar en Instagram significa volver a compartir las historias o el contenido de Instagram de otra persona en tu cuenta privada o de empresa.

La idea de regramar o hacer regram en las historias está estrechamente relacionada con el proceso de retuitear o republicar tweets en Twitter. Sin embargo, es más complicado que simplemente hacer clic en el botón de compartir que está disponible en Twitter.
Por suerte, hay pautas y procesos específicos asociados con el hecho de volver a compartir tus Historias de Instagram favoritas. Sigue leyendo y empecemos.

En primer lugar, es de forma manual o a través de apps de terceros.

¿Cómo se regrama manualmente?

Reagramar manualmente suele ser lo más sencillo. Toma la captura de pantalla del contenido objetivo que quieres regramar y haz clic en el botón de carga para subirlo.
Antes de publicar el contenido final, puedes recortarlo o añadir los filtros que quieras. No olvides dar crédito al creador del contenido original.

Utiliza hashtags como #credit@username o frases homogéneas para no ir en contra de ninguna política de Instagram.
Sin embargo, esto sólo funciona para las fotos, no para los vídeos o los audios. En el caso de los audios o vídeos, necesitarás la ayuda de aplicaciones de terceros para regramar.

¿Cómo se puede regramar desde aplicaciones de terceros?

Si te gustan más los vídeos que las fotos, esta plataforma es definitivamente para ti.
Estas apps son totalmente gratuitas y se conectan directamente con las aplicaciones nativas de Instagram.
Además, no afectan a la calidad del vídeo, por lo que la experiencia es aún mejor. Una vez que estés listo para lanzar la imagen o el vídeo regramado, sigue estos sencillos pasos:

  • Toca los tres puntos, disponibles en la esquina superior derecha de tu aplicación de Instagram.
  • Pulsa la opción “Copiar la URL”.
  • Abre la aplicación de regramación
  • Aparecerá tu URL copiada, haz los cambios que quieras
  • Pulsa el botón de republicar y abre Instagram para importar
  • Añade los créditos de la fuente y pulsa el botón de publicar, ¡listo!

No te limites a regramar

Reprogramar puede parecer una actividad divertida. Sin embargo, como propietario de un negocio, no quieres tener sólo contenido regramado de otros. Deja un impacto negativo en tu marca.

Además, hay algunas pautas más relacionadas con el regramming. La mayoría de las veces, necesitas el permiso del propietario antes de poder volver a compartirlo.

Si te dedicas principalmente a regramar, considera compartir las publicaciones sólo dos o tres veces por semana. De este modo, te asegurarás de que tu público objetivo no se sube al tren de la reprogramación para entretenerse.

¿Está intacta la privacidad?

Sí, la privacidad permanece intacta. Siempre hay una notificación con un zumbido que indica que alguien ha solicitado volver a publicar tu historia.

Si te gusta la privacidad y no quieres que tu contenido vuelva a circular, hay un montón de ajustes disponibles a través de los cuales puedes personalizar tu configuración, y nadie podrá volver a publicar tus historias.

También puedes reeditar o modificar la publicación que vas a regramar. Sin embargo, te sugerimos que mantengas la autenticidad original del contenido, para que no parezcas un gato copiador de contenidos.